Modos

Para experimentar con nuestro sistema nervioso y sus diferentes posibilidades de actuación vamos a comenzar definiendo estas posibilidades en términos fácilmente identificables: hablaremos de modos de funcionamiento.

Los modos de funcionamiento básicos de nuestro sistema nervioso los hemos denominado:

Modo pensar

Modo observar

Modo percibir

Modo silencio

La base fisiológica del modo pensar se encuentra en la corteza cerebral; es decir, la corteza cerebral es la base fisiológica de los pensamientos y de la conciencia de Yo, que también se suele denominar ego.

La base fisiológica del modo observar puede ser ubicada en el área límbica. Por un lado hay investigaciones médicas que indican que el área límbica está asociada al estado de vigilancia, y por otro, la propia experiencia ha mostrado que centrar la atención en el área límbica favorece el funcionamiento del modo observar.

El modo percibir hace referencia a la conciencia corporal. Este modo de funcionamiento nos permite ser conscientes de las informaciones que llegan desde las diferentes partes de nuestro cuerpo a nuestro sistema nervioso central superior, especialmente en la área somatosensorial de la corteza cerebral.

Cuando el modo pensar se apaga aparece el modo silencio. El modo silencio va acompañado de un óptimo funcionamiento de los modos observar y percibir.

Please follow and like us:
error

No hay comentarios

Agregar comentario