Video nº 6

ANALOGÍAS

Este capítulo explicamos los resultados de la investigación en forma de analogías. A continuación presentamos algunos ejemplos.

Las analogías son como un trampolín en el borde del modo pensar que nos ayuda a saltar hacia una experiencia nueva.

ANALOGÍA DEL DIRECTOR Y LOS PERSONAJES
Vivir en la mente es análogo a estar actuando en el teatro de la vida sin atender las indicaciones del director. Cuando predomina la mente, los personajes producto de los programas mentales y emocionales toman el control, atan de pies y manos al director de la obra, que es el Ser, lo encierran en un cuarto y se olvidan de su existencia.

ANALOGÍA DEL PROPIETARIO, EL SECRETARIO Y EL MAYORDOMO
Te ha tocado la lotería, te compras una casa grande y contratas a un secretario y a un mayordomo. Es una situación muy adecuada para vivir bien: el secretario te ayuda con tu agenda y con tus proyectos, y el mayordomo con las visitas y las tareas domésticas. Pero poco a poco el secretario y el mayordomo se van convenciendo de que son ellos los propietarios de la casa, hasta que un día te encierran en una habitación; se olvidan de tu existencia y gobiernan la casa. En determinadas situaciones no saben cómo actuar y no se dan cuenta de que eso es porque no son ellos los propietarios.

La analogía descrita permite ver cómo al nacer nos ha tocado la lotería y tenemos una casa (nuestro cuerpo), un secretario (el ego) y un mayordomo (el superego), que nos ayudan en las tareas relacionadas con nuestra vida. También nos permite reflexionar sobre si nuestro Ser sigue en su lugar o si ha sido secuestrado por el ego y el superego.

ANALOGÍA DEL FARO
Descrita con más detalle diremos que es la analogía con un faro encendido y su farero en el puesto de observación. El faro se encuentra en nuestro interior, y es análogo a tener la atención en el área límbica. Su luz permite ver el fuerte oleaje que se produce en los mares de nuestras estructuras cerebrales, y si nuestro observador, nuestro Ser, está presente, podrá identificar los barcos, es decir, los personajes, con riesgo de naufragar y darles las órdenes precisas para que no choquen contra las rocas.

ANALOGÍA CON LA PELÍCULA MATRIX
En la película Matrix, un ordenador creado por los humanos alcanza un desarrollo tal que acaba dominándolos. Este ordenador, llamado Matrix, genera señales que son transmitidas a través de un cableado hasta el interior del cerebro de los seres humanos. Los seres humanos permanecen quietos dentro de unas cápsulas, pero las señales generadas por Matrix producen impulsos nerviosos en el cerebro que consiguen hacerles creer que en lugar de estar inmóviles en una cápsula están haciendo muchas cosas. Es decir, igual que los programas mentales y emocionales crean en nosotros burbujas de irrealidad, así Matrix crea esta irrealidad produciendo impulsos nerviosos en su cerebro.
Desengancharse de Matrix es análogo a desengancharse de la identificación con la mente. Cuando salen de Matrix ven la realidad, dejan de estar engañados por los impulsos equivocados que provocaba Matrix en su corteza cerebral. Del mismo modo, cuando vivimos en el Ser dejamos de estar engañados por impulsos generados erróneamente por nuestra mente, que crea percepciones alejadas de la realidad.

Please follow and like us:
error

Los comentarios están cerrados.